miércoles, 3 de enero de 2007

Calor

Mi fe se va con el calor del verano,
Abriendo mares,
Cerrando océanos calmos.
Mi fe no está en el fulgor del invierno,
Se fue, se va,
Con sonidos muertos en el tiempo
Ella se fue
Dejando oídos desiertos
Dejando páginas lontanas
Ella partió
Entre fragores desdichados
Entre dolores de canción
Entre dulces sueños amargos
Entre tristes días de calor...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno, Gonzalo! Te dejo una poesía mía sobre la misma temática.

Desgano
*******

Cuando no creas en nada,
cuando no creas en nadie,
cuando sientas la ridiculez del mundo
quemando en tu piel,
cuando no halles consuelo
y ni siquiera te importe,
te habrás acercado a mí
en esta noche sin sueño.

- Alejandro Laurenza -
www.laurenza.com.ar (escribir para saber quién soy)

waterdrop dijo...

La fé. querido cordobés está donde no hubo nadie que te moríó los talones y el alma.
Eres corto, escueto, direct, perfumado y sencillo, por eso te leo cuando llegas. El Quijote es magnifico...pero ¿quien lo lee todo el tiempo? Sigue sencillamente, TU.
Hasta tu proxima visita.

lorena dijo...

calor... calor es lo que hace aca, en el desierto de arizona... lei tus poesias y me gustaria saber como llegaste a mi!
y mandame mas..
gracias,
lorena

ESTACIÓN POETAS dijo...

desde ESTACIONPOETAS mis respetos por la presteza y ternura en el oceano de lenguajes

Anónimo dijo...

a mi no me gustó